MMBCN » Blog » MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA CULTURA Y LAS ARTES

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA CULTURA Y LAS ARTES

El pasado 19 de febrero participamos en la presentación del
Manifiesto en defensa de la cultura y las artes

Mediante este texto nos dirigimos a la opinión pública ya las diferentes instituciones que regulan o condicionan la política cultural, sobre todo a nivel estatal, pero también autonómico y local. Lo hacemos porque consideramos que es necesario y urgente replantear la política y la legislación que afecta a las artes y todas las ramas de la cultura, incluidas la educación y la investigación científica.
Entendemos que la actual crisis exige más que nunca responsabilidad, medida y buen criterio en las inversiones en cultura, educación e investigación, pero consideramos que la política cultural debe evitar en cualquier caso la destrucción de un tejido social y cultural que ha costado muchos años de construir.
Queremos señalar como especialmente ineficaz y nociva la reciente subida del IVA al 21 por ciento aplicada a las artes plásticas, la música, el cine y las artes escénicas. En primer lugar esta medida se sustenta en una equivocada consideración de las artes como mero espectáculo. Esto es especialmente grave si tenemos en cuenta que los espectáculos deportivos como el fútbol gozan de un trato fiscal privilegiado.
En pocos meses esta subida del IVA ha empezado ya a destruir lo que miles de personas han logrado construir con esfuerzo a lo largo de muchos años.
Consideramos que la desproporción entre las cantidades que se podrán recaudar tras esta subida y la enormidad de los daños que ésta deberá causado directamente es tal que no tiene ningún sentido, salvo que el propósito sea aniquilar la cultura. Por eso mismo debemos recordar que:
Si se desprecia la cultura vamos hacia un pensamiento único y hacia la incapacidad para el diálogo y la cooperación.
Si se destruye la cultura estamos condenados a la barbarie.
Sin cultura no puede haber libertad, ya que no hay libertad de elección sin conocimiento y sin responsabilidad.
Por eso sin cultura no puede haber democracia, y en consecuencia tampoco puede funcionar con plenitud la economía.
Si no se cuida la cultura se produce una rápida decadencia general de toda la sociedad.
En resumen: sin cultura no hay futuro. Un país que descuida y destruye la cultura, la educación y la investigación científica está destinado a la decadencia en todos los ámbitos ya la pobreza material y espiritual. Es un país sin futuro.
Pedimos que el gobierno español rectifique su actual política cultural. En primer lugar y con carácter urgente pedimos que se anule la subida del IVA al 21 por ciento y que se aplique un IVA reducido a todo tipo de manifestaciones artísticas y culturales.
Sabemos que incluso a corto plazo esta subida está siendo ya muy nociva y que, si no se rectifica, causará una cadena de quiebras y cierres de pequeñas, medianas y grandes empresas culturales y en pocos meses nos puede privar incluso de las manifestaciones que gozan de mayor prestigio y éxito a nivel local e internacional. Corren peligro de cierre o de degradación incluso prestigiosas galerías, ferias, centros y museos de arte, así como también festivales de música y de artes escénicas que antes de la subida del IVA no sólo eran viables, sino incluso todo plenamente exitosos. Y que ahora son inviables, dado que sus precios ya no son competitivos a nivel internacional. Que un festival musical de gran éxito como el Primavera Sound se plantee abandonar Barcelona y trasladarse a Francia y Portugal debido al IVA es un síntoma inequívoco y preocupante.
La destrucción de estas manifestaciones artísticas y culturales es grave por sí misma, pero conlleva además una gran disminución de ingresos en todos los sectores que hasta ahora se habían beneficiado del atractivo turístico que la buena oferta cultural proporcionaba. Para empezar, todos los sectores vinculados al turismo cultural (restauración, turismo, hostelería, viajes, transportes, comercios …). El efecto resultante de todo ello será una grave destrucción económica, una gran disminución de los beneficios y, en consecuencia, una recaudación de impuestos mucho menor. Justo lo contrario de lo que esta medida pretendía.
Consideramos que el gobierno español debe buscar otras vías para recaudar impuestos, sin dañar la economía productiva y sin destruir la clase media, base de toda sociedad digna y de toda economía competitiva. Sería suficiente con grabar las operaciones claramente especulativas y con evitar el endeudamiento excesivo del Estado y de los ciudadanos debido a los intereses bancarios.
Queremos recordar que al Estado no le haría falta aumentar las inversiones en cultura si se decidiera a hacer una ley capaz de fomentar el mecenazgo. El problema es que cada vez que un responsable de Cultura del gobierno español intenta llevar a cabo una Ley del Mecenazgo comparable con la de los países civilizados más eficaces, un responsable de Hacienda se lo impide.
Por eso queremos finalmente recordar que la cultura es, además, un excelente motor económico, que tiene una extraordinaria capacidad para proyectar una imagen positiva y atractiva de un país o de una ciudad, y que indirectamente fomenta en gran medida la La actividad económica en otros sectores, por ejemplo el turístico y el comercial. Piensen en lo que sería Barcelona sin Gaudí o Madrid sin el Museo del Prado. Es un hecho que ni las obras de este arquitecto ni las colecciones de este museo hubieran sido posibles sin un generoso mecenazgo.
Dicen que rectificar es de sabios. Rectifiquen antes de que sea demasiado tarde.

El pasado 19 de febrero participamos en la presentación del
Manifiesto en defensa de la cultura y las artes
Mediante este texto nos dirigimos a la opinión pública ya las diferentes instituciones que regulan o condicionan la política cultural, sobre todo a nivel estatal, pero también autonómico y local. Lo hacemos porque consideramos que es necesario y urgente replantear la política y la legislación que afecta a las artes y todas las ramas de la cultura, incluidas la educación y la investigación científica.
Entendemos que la actual crisis exige más que nunca responsabilidad, medida y buen criterio en las inversiones en cultura, educación e investigación, pero consideramos que la política cultural debe evitar en cualquier caso la destrucción de un tejido social y cultural que ha costado muchos años de construir.
Queremos señalar como especialmente ineficaz y nociva la reciente subida del IVA al 21 por ciento aplicada a las artes plásticas, la música, el cine y las artes escénicas. En primer lugar esta medida se sustenta en una equivocada consideración de las artes como mero espectáculo. Esto es especialmente grave si tenemos en cuenta que los espectáculos deportivos como el fútbol gozan de un trato fiscal privilegiado.
En pocos meses esta subida del IVA ha empezado ya a destruir lo que miles de personas han logrado construir con esfuerzo a lo largo de muchos años.
Consideramos que la desproporción entre las cantidades que se podrán recaudar tras esta subida y la enormidad de los daños que ésta deberá causado directamente es tal que no tiene ningún sentido, salvo que el propósito sea aniquilar la cultura. Por eso mismo debemos recordar que:
Si se desprecia la cultura vamos hacia un pensamiento único y hacia la incapacidad para el diálogo y la cooperación.
Si se destruye la cultura estamos condenados a la barbarie.
Sin cultura no puede haber libertad, ya que no hay libertad de elección sin conocimiento y sin responsabilidad.
Por eso sin cultura no puede haber democracia, y en consecuencia tampoco puede funcionar con plenitud la economía.
Si no se cuida la cultura se produce una rápida decadencia general de toda la sociedad.
En resumen: sin cultura no hay futuro. Un país que descuida y destruye la cultura, la educación y la investigación científica está destinado a la decadencia en todos los ámbitos ya la pobreza material y espiritual. Es un país sin futuro.
Pedimos que el gobierno español rectifique su actual política cultural. En primer lugar y con carácter urgente pedimos que se anule la subida del IVA al 21 por ciento y que se aplique un IVA reducido a todo tipo de manifestaciones artísticas y culturales.
Sabemos que incluso a corto plazo esta subida está siendo ya muy nociva y que, si no se rectifica, causará una cadena de quiebras y cierres de pequeñas, medianas y grandes empresas culturales y en pocos meses nos puede privar incluso de las manifestaciones que gozan de mayor prestigio y éxito a nivel local e internacional. Corren peligro de cierre o de degradación incluso prestigiosas galerías, ferias, centros y museos de arte, así como también festivales de música y de artes escénicas que antes de la subida del IVA no sólo eran viables, sino incluso todo plenamente exitosos. Y que ahora son inviables, dado que sus precios ya no son competitivos a nivel internacional. Que un festival musical de gran éxito como el Primavera Sound se plantee abandonar Barcelona y trasladarse a Francia y Portugal debido al IVA es un síntoma inequívoco y preocupante.
La destrucción de estas manifestaciones artísticas y culturales es grave por sí misma, pero conlleva además una gran disminución de ingresos en todos los sectores que hasta ahora se habían beneficiado del atractivo turístico que la buena oferta cultural proporcionaba. Para empezar, todos los sectores vinculados al turismo cultural (restauración, turismo, hostelería, viajes, transportes, comercios …). El efecto resultante de todo ello será una grave destrucción económica, una gran disminución de los beneficios y, en consecuencia, una recaudación de impuestos mucho menor. Justo lo contrario de lo que esta medida pretendía.
Consideramos que el gobierno español debe buscar otras vías para recaudar impuestos, sin dañar la economía productiva y sin destruir la clase media, base de toda sociedad digna y de toda economía competitiva. Sería suficiente con grabar las operaciones claramente especulativas y con evitar el endeudamiento excesivo del Estado y de los ciudadanos debido a los intereses bancarios.
Queremos recordar que al Estado no le haría falta aumentar las inversiones en cultura si se decidiera a hacer una ley capaz de fomentar el mecenazgo. El problema es que cada vez que un responsable de Cultura del gobierno español intenta llevar a cabo una Ley del Mecenazgo comparable con la de los países civilizados más eficaces, un responsable de Hacienda se lo impide.
Por eso queremos finalmente recordar que la cultura es, además, un excelente motor económico, que tiene una extraordinaria capacidad para proyectar una imagen positiva y atractiva de un país o de una ciudad, y que indirectamente fomenta en gran medida la La actividad económica en otros sectores, por ejemplo el turístico y el comercial. Piensen en lo que sería Barcelona sin Gaudí o Madrid sin el Museo del Prado. Es un hecho que ni las obras de este arquitecto ni las colecciones de este museo hubieran sido posibles sin un generoso mecenazgo.
Dicen que rectificar es de sabios. Rectifiquen antes de que sea demasiado tarde.

 

Foto: El periodico de Cataluña.

 

El día de la presentación del manifiesto firmaban las siguientes instituciones y personas:

 

Gremio de Galerías de Arte de Cataluña (GGAC)

Asociación Art Barcelona (Abe)

Asociación Art Catalunya (AC)

Asociación de Galerías Independientes de Cataluña (GIC)

Gremio de Anticuarios de Catalunya

Asociación de Artistas Visuales de Cataluña (AAVC)

Asociación de Críticos de Arte de Cataluña (ACCA / AICA-Catalonia)

Asociación Centro Museo de la Fotografía (ACMF)

Asociación Profesional de Ilustradores de Cataluña (APIC)

Asociación de Profesionales de la Gestión Cultural de Cataluña (APGCC)

Fomento de las Artes y el Diseño (FAD)

The Photographer + s CompanyArts

Santa MònicaCentro de Arte

La PaneraCentro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB)

foto Colectania

Fundación Godia

Fundación Privada Espai Guinovart

Fundació Sorigué

Fundación Tàpies

Fundación Vila Casas

Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA)

Museo del Modernismo Catalán

Sergi Aguilar, artista y director de la Fundación SuñolPere Almeda, director de la Fundación Palau

Rosa Maria Malet, directora de la Fundación Joan Miró

Pepe Serra, director del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC)

Compartir en

Esta página también está disponible en: Català

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>