MMBCN » Blog

Archivos mensuales: junio 2019

Espacio Ramon Casas

Pintor, dibujante y cartelista, es una figura imprescindible como impulsor de la pintura catalana de fin de siglo XIX y principios del XX, y junto a Santiago Rusiñol formaría parte de la bohemia de la época. Casas representa el Modernismo más simbolista y participó intensamente en la actividad intelectual y cultural de la Barcelona de la época. Estudió en la Escuela de la Llotja y de muy joven pasaría una estancia en París –volvería en 1890 para instalarse junto a Rusiñol, Enric Clarasó y Mi

quel Utrillo–, ciudad que le envolvió en el espíritu más vanguardista, asimilando estilos como el impresionismo, el naturalismo y el simbolismo francés, tomando como referentes a artistas de la talla de Manet y Puvis de Chavannes. De esta época nos deja obras tan significativas como Plein Air o Bal du moulin de la Galette y de su período barcelonés destacan composiciones más naturalistas y de temática social como Garrote vil, La carga o La inauguración de las regatas.

Participó en numerosas revistas de la época como L’Avenç, Els Quatre Gats, Pèl & Ploma o Forma. Esta actividad dentro del mundo de la prensa le permitió explotar el género del cartel con una gran modernidad, muy influenciado por su técnica dibujística, además del retrato, dejándonos un importante legado de personajes significativos y populares que forman parte de una época de luces y sombras en la que le tocó vivir.

Casas prefiere adscribirse a la pintura de carácter más etéreo, cambiando los tonos de sus composiciones por colores con un matiz más pastel, prescindiendo de la delineación de las figuras y los ambientes, para que éstos se fundan confusamente en la composición. Estos rasgos dan a su obra ese aspecto mezcla de irrealidad, atemporalidad y un lirismo simbólico incluso en los temas más vulgares, con una espontaneidad marcada por la valentía de su trazo. Maestro del dibujo, prefirió siempre composiciones inacabadas a las que insuflar vida a través de toques de color, introducidos estratégicamente para complementar los rasgos psicológicos y los detalles en la personalidad o las situaciones y lugares representados. Esto le llevó a convertirse en un genio a la hora de elevar artísticamente componentes de la realidad o personajes a veces marginales, otras meramente anecdóticos, a los que llena de vida y los convierte en protagonistas de su obra y de su momento.